Nuestro actual programa de clases y horarios

  • Kenpo es un Arte Marcial que busca el desenvolvimiento del ser humano en todos sus aspectos, físico, mental y espiritual. Busca el conocimiento interior, el equilibrio, la armonía y una convivencia pacífica y respetuosa con todos los seres que nos rodean y acompañan en nuestro camino.

    La verdadera "Defensa Personal" es el arte de la anticipación, prevenir situaciones de peligro y evitarlas. La mayor y verdadera autodefensa es vivir y construir a nuestra velta un mundo de paz y armonía, menos en caso de necesidad, en una situación de gran peligro para la vida.
    En el aspecto físico, salir victorioso en la defensa personal es la esencia del Arte del Kenpo. La parte interna, el verdadero espíritu del Kenpo radica en la humildad, en la simplicidad y en el autocontrol permanente. Ser humilde significa ser respetuoso, responsable y justo con los otros y con nosotros mismos. 
     
    La práctica persistente y continua del Kenpo mejora la salud, aumenta la longevidad y no es peligrosa para los practicantes. No importa quien lo practique, sea hombre o mujer, joven o viejo, delgado o fuerte. El Kenpoista debe siempre preservar sus recursos físicos y utilizar su fuerza y su energía económicamente. El Kenpo desenvuelve auto confianza, nuestros sentidos y nuestra mente para actuar y juzgar de forma rápida y estar siempre alerta. El Arte del Kenpo es una ayuda en nuestra vida diaria.

    El verdadero practicante Kenpo debe tener un espíritu abierto, ser paciente, humilde, comedido y dar muestras de una calma interior absoluta. Debe entrenar su espíritu de una forma continua en términos de estrategia y táctica. Debemos buscar la simplicidad, que es la llave de la maestría, la perfección, la pureza, la sinceridad y la entrega en cada técnica, en cada movimiento, en cada gesto. Se debe interiorizar la técnica hasta al momento en que ella brote del inconsciente como un movimiento natural. Aquel que consiga aprender el poder del natural, será dueño de cualquier situación. Por esta razón la técnica no debe ser una rutina mecánica, porque así limitamos nuestra mente y esta limitación se vuelve rígida y carente de espíritu. El entreno constante debe ser una parte normal de la vida para que el cuerpo y el espíritu permanezcan alerta en cualquier situación.

    Entrena cada día con la ilusión, la entrega, el entusiasmo y el espíritu de tu primer día. Vive cada entreno como si fuese el último momento de tu vida y trabaja como si fuese a vivir eternamente. No te olvides que el verdadero guerrero solo tiene un hombre al que vencer: a si mismo. El camino del guerrero es la vía libre del conocimiento, sin pegarse a nada ni a nadie. Ese es el camino del auténtico y puro Kenpo. Cada cual traza su propio camino. El camino está en nuestro corazón, en nuestra conciencia, en nuestro espíritu. Transformar el corazón del Universo en nuestro propio corazón es el “Camino del Guerrero”.

    El Kenpo también se practica como deporte de combate, pero es necesario tener siempre presente la filosofía del verdadero y puro Kenpo. Para dominar el arte del combate es necesario profundar la filosofía una vez que sin espiritu el cuerpo no tiene utilidad.

    Siempre que golpees hazlo con el cuerpo y con el espíritu. El poder del cuerpo y la maestría de la técnica no son nada sin la vigilancia del espíritu. Es fundamental mantener un espíritu imparcial, equilibrado, justo comprensivo y consciente en cualquier situación. Un verdadero Maestro de Kenpo lucha siempre por la justicia aunque las condiciones sean adversas. Ganar o perder, o compararse con los otros no es el verdadero Kenpo.

    La meta no es vencer o ser vencido pero si alcanzar la perfección y la sensatez en cada técnica y en cada acto de nuestra vida. Recuerda siempre que el puño es un tesoro que debe permanecer escondido. Nunca se debe mostrar en público.

Contacto

 Gimnasio Cardalda

 Miguel Rodriguez 46 

   15960 - Riveira

La Coruña

 981870508 - 609804585

formulario de contacto.